domingo

DE LA FALTA AL TEDIO: LA VIDA SEGÚN SCHOPENHAUER


Ni el sexo ni la muerte. Tres ensayos sobre el amor y la sexualidad (André Comte-Spontville, 2013)

Cuando desea aquello que no tiene, sufre por esa falta; es lo que Schopenhauer, como cualquiera de nosotros, llama el sufrimiento. Tiene sed y no tiene nada que beber: sufrimiento. Busca trabajo y no lo encuentra: sufrimiento. Está enamorado y el otro no le quiere: sufrimiento (...) Sin embargo, la falta no lo es todo: no siempre tiene hambre sed, no siempre estça en paro o en la miseria, no siempre se está enamorado...¿Qué ocurre cuando ya no existe la falta, cuando se tiene aquello que, desde entonces, ya no nos falta? Ya no hay sufrimiento, pues ya no hay falta. No es felicidad, pues no existe el deseo. Este estado no es ni el sufrimiento ni la felicidad, es lo que Schopenhauer llama simple y llanamente el tedio.

¿Qué es el tedio? Es la ausencia de la felicidad allí donde se esperaba que ésta existiera. Tenía usted una cita con la felicidad. Pensaba: "Qué feliz seré cuando obtenga el diploma, ejerza esa profesión, cuando tenga a esa mujer o a ese hombre, ese trabajo o esa casa". Pues ya está: ya tiene el diploma, la profesión, la mujer o el hombre, el trabajo y la casa; sin embargo, no consigue ser feliz. Tenía una cita con la felicidad. Usted ha llegado puntual. Pero la felicidad no ha venido: la felicidad le ha dejado plantado. ¿Está triste? No. Ya no sufre, porque tiene el diploma que deseaba, el trabajo, el hombre, la mujer, la casa que deseaba...No se siente desdichado. Tampoco se siente feliz. se aburre.
Schopenhauer resume lo esencial en una frase que para mi es la más triste de la historia de la filosofía. Es esta: "La vida oscila, como un péndulo, entre el sufrimiento y el tedio". sufrimiento cuando deseo lo que no tengo, porque sufro por esa falta; tedio porque tengo lo que entonces ya no deseo. Sufrimiento del aspirante a diplomado, tedio del diplomado: Sufrimiento del parado, tedio del empleado. sufrimiento del mal de amores, tedio de la pareja. 

1 comentario: