lunes

QUÉ EXTRAÑOS PRISIONEROS



El mito de la caverna

Muchos siglos antes de que los hermanos Wachowski nos mostraran los esclavos y héroes del mundo de Matrix, un filósofo, Platón, ideó una compleja historia de prisioneros nacidos en lo más hondo de una oscura caverna que viven engañados confundiendo unas sombras proyectadas en una pared con la realidad. Es el “Mito de la Caverna”, una visión filosófica que, con seguridad, atrapó a los creadores de Matrix.

Platón (Atenas, -428/-347) es uno de los pensadores más originales e influyentes de toda la Filosofía Occidental: su obra define uno de los dos grandes ejes que guían y atraviesan la historia del pensamiento humano. Con seductora belleza literaria y con profunda mirada filosófica, hace emerger, en sus diálogos, los grandes problemas o cuestiones que nunca han dejado de inquietar a los humanos.

 En el mito, Platón relata la existencia de unos hombres cautivos desde su nacimiento en el interior de una oscura caverna que, atados de piernas y cuello, tienen que mirar siempre al frente sin poder girar nunca la cabeza. La luz que ilumina el antro emana de un fuego encendido detrás de ellos, elevado y distante.
Llegados aquí, Platón nos dice que imaginemos entre el fuego y los encadenados un camino elevado a lo largo del cual se ha construido un muro, por este camino pasan unos hombres que llevan todo tipo de figuras que los sobrepasan, unas con forma humana y otras con forma de animal; estos caminantes que transportan estatuas a veces hablan y a veces callan. Los cautivos, con las cabezas inmóviles, no han visto nada más que las sombras proyectadas por el fuego al fondo de la caverna -como una pantalla de cine en la cual transitan sombras chinas- y llegan a creer, faltos de una educación diferente, que aquello que ven no son sombras, sino objetos reales, la misma realidad. En éstas condiciones, es fácil convencerse de que los encadenados no pueden considerar otra cosa verdadera que las sombras de los objetos. Debido a la obnubilación de los sentidos y la ofuscación mental se hallan condenados en tomar por verdaderas todas y cada una de las cosas falsas. 
Si uno de estos cautivos fuese liberado y saliese al mundo exterior tendría graves dificultades en adaptarse a la luz deslumbradora del sol; de entrada, por no quedar cegado, buscaría las sombras y las cosas reflejadas en el agua; más adelante y de manera gradual se acostumbraría a mirar los objetos mismos y, finalmente, descubriría toda la belleza del cosmos. Asombrado, se daría cuenta de que puede contemplar con nitidez las cosas, apreciarlas con toda la riqueza policroma y en el esplendor de sus figuras.
No acaba aquí el mito, sino que Platón hace entrar de nuevo el prisionero al   interior de la caverna para que dé la buena noticia a aquella gente prisionera de la oscuridad y esclavizada, haciéndoles partícipes del gran descubrimiento que acaba de hacer, a la vez que debe procurar convencerles de que viven en un engaño, en la más abrumadora falsedad. Infructuoso intento, aquellos pobres enajenados desde la infancia le toman por un loco y se ríen de él. Incluso, afirma Platón, que si alguien intentase desatarlos y hacerlos subir por la empinada cuesta hacia la entrada de la caverna, si pudiesen prenderlo con sus propias manos y matarlo, le matarían; así son los prisioneros: ignorantes, incultos y violentos.  

Trata de relacionar los elementos y personajes del mito con personajes y situaciones de la película The Matrix. Encuentra alguna frase en el guión que exprese los siguientes conceptos del mito






En la caverna, los encadenados viven mirando las sombras


Los prisioneros se disputan honores, elogios y recompensas 
para quien mejor conozca las sombras
Uno de los prisioneros se libera de las cadenas
el difícil camino hacia la verdad
El descubrimiento de la verdad


el prisionero se plantea volver
Los prisioneros matan al mensajero




[1] www.filo.filopolis.net

No hay comentarios:

Publicar un comentario